EL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE MÓSTOLES ACOGE UNA SESIÓN INFORMATIVA SOBRE LA ESPONDILITIS ANQUILOSANTE

El Hospital Universitario de Móstoles acoge una sesión informativa sobre la espondilitis anquilosante (EA), una enfermedad que afecta a más de 2.000 mostoleños, ha informado la organización en un comunicado.

Jacqueline Usón, médico adjunto de la Sección de Reumatología del Hospital Universitario de Móstoles, ha impartido la sesión informativa, en la que se ha reunido a pacientes mostoleños de espondiloartritis y a sus familiares con el fin de ofrecerles herramientas útiles para conocer mejor su enfermedad. En el acto ha participado la Asociación Mostoleña de Espondilitis y Artrítis (AMDEA) y ha colaborado la compañía biofarmacéutica AbbVie.

Según ha explicado Usón, «la EA es una enfermedad inflamatoria crónica y sistémica cuya principal manifestación es el dolor de espalda y la sensación de rigidez en la espalda», pero que «va mucho más allá del dolor de espalda y puede afectar negativamente en muchos aspectos cotidianos de las personas que la padecen». Además de la afectación articular, la EA presenta frecuentemente manifestaciones oculares, cutáneas e intestinales en forma de enfermedades asociadas como la uveítis, la psoriasis y la enfermedad inflamatoria intestinal.

Las espondiloartritis afectan a un porcentaje de población de entre el 0,3 y el 1,8 por ciento, lo que en Móstoles supondría un total estimado de afectados de unos 2.000.

Asimismo, durante la charla, se ha puesto de manifiesto la implicación genética que puede tener esta enfermedad y por lo tanto, la necesidad de que los familiares de estos pacientes conozcan bien la patología y su carácter hereditario. Según el estudio FACES, una investigación sobre la prevalencia de las espondiloartritis realizado en España, los familiares de primer grado de un paciente con dolor de espalda inflamatorio crónico, tienen 50 veces más posibilidades de padecerla que una persona sin ese antecedente familiar. No se conoce una causa específica de este grupo de enfermedades, pero se sabe que existe un componente genético.

Hay pacientes que tienen un antígeno concreto, el HLA-B27, que se detecta mediante una analítica de sangre y que es una señal de poder desarrollar una espondiloartritis. «No se trata de alarmar a nadie, los familiares de pacientes de EA no necesariamente tienen que desarrollar la enfermedad, pero es importante estar informados para acudir al especialista ante cualquier síntoma o indicio. El diagnóstico precoz de la enfermedad ayuda considerablemente a su control y a poder frenar su progresión en gran medida y, por lo tanto, el pronóstico de la enfermedad es mucho mejor cuando el paciente es diagnosticado a tiempo», ha sostenido Usón.

Las personas que tengan un familiar de primer grado que padezca alguna espondiloartrits y quieran aclarar cualquier duda podrán hacerlo a través de esta campaña ‘Mira por su Espalda’ (www.miraporsuespalda.com), puesta en marcha por la Coordinadora Española de Asociaciones de Espondilitis (CEADE) y que cuenta con el patrocinio de AbbVie. En la página web de la campaña podrán realizar un cuestionario y comprobar cuál es el resultado, así como encontrar información sobre la enfermedad y recursos para el manejo de la misma.

«Desde su creación en 2015, el balance de ‘Mira por su Espalda’ ha sido muy satisfactorio por el valor aportado a los pacientes, que han manifestado sentirse mucho más escuchados e informados. Sólo durante el año pasado, más de 110.000 pacientes visitaron la web, donde se han realizado más de 20.000 cuestionarios, favoreciendo el diagnóstico de las espondiloartritis en pacientes y familiares», ha señalado el presidente de CEADE, Pedro Plazuelo.

En cuanto al estilo de vida es fundamental no fumar y combinar el tratamiento con una dieta sana y una vida activa para complementar el tratamiento de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes. La actividad física puede ayudar a mejorar la movilidad del paciente, aunque no son recomendables aquellos deportes de alta intensidad o de impacto.

La presidenta de la Asociación Mostoleña de Espondilitis y Artritis (AMDEA), Clara García, ha destacado la «importancia de las asociaciones de pacientes para que los pacientes se sientan apoyados y comprendidos». «Desde AMDEA queremos ayudar a todas aquellas personas que conviven con la EA aportándoles apoyo a lo largo de todo el proceso de su enfermedad, ofreciéndoles información veraz y de calidad y asesorándoles sobre cualquier duda o inquietud que puedan tener. Para consultar todos los servicios disponibles, disponemos de la página web: www.amdea.es», ha explicado.

Fuente: Madrid es noticia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cuatro =