La actividad física para las personas con espondilitis o artritis es absolutamente necesaria, pues sirve para conservar la movilidad de las articulaciones, fortaleciendo los músculos y tendones. Dicha actividad debe ser realizada de forma razonable y es bueno que sea efectuada bajo la supervisión de un entrenador personal o fisioterapeuta.

AMDEA anima a sus socios a realizar actividades y terapias rehabilitadoras acordes a la enfermedad. Por ello, con la colaboración del Ayuntamiento de Móstoles, subvencionamos determinadas actividades que pueden favorecer la calidad de vida de los afectados por espondilitis y artritis:

PILATES ADAPTADO

BALNEARIOS

FISIOTERAPIA

CONVIVENCIAS

INFORMACIÓN SOBRE LA ENFERMEDAD (charlas, coloquios, conferencias…)